6 dic. 2012

Amo & Defiendo Los Animales ♥

"Cada año, en EEUU se matan 10.000 millones de animales terrestres y 18.000 millones de animales marinos. Y no los matamos por necesidad, ni en defensa propia. Solamente hay cuatro motivos que nos llevan a comer animales: costumbre, tradición, comodidad y sabor.
No importa la religión que profeses, tu ideología política ni tu clase social. Si hay algo claro es que el mundo en que vivimos necesita paz y compasión entre los seres que lo habitan. Al contrario de lo que afirman los dogmas religiosos y políticos, los animales no nos pertenecen. No son bienes, ni propiedad, ni son cosas inanimadas sin capacidad de razonar ni de sentir. Esa forma de verlos como si fueran máquinas no solamente es un error garrafal, es una locura. 
Todos sabemos que los animales utilizan los ojos para ver, las patas para caminar, las alas para volar, las aletas para nadar, la boca para comer… ¿Por qué nos empeñamos en afirmar que los animales no utilizan el cerebro para pensar, para ser conscientes de sí mismos, observar su medio y tener sentimientos? ¿Así que absolutamente todos sus órganos tienen utilidad excepto el cerebro? No nos dejemos engañar por la enorme propaganda de quienes abusan de animales. Todos los anuncios que nos indican que debemos comer carne, que debemos sazonarla con un montón de queso, que tenemos que beber más leche, etc. siempre van entrelazados por anuncios de clínicas contra el cáncer, bebidas energéticas, píldoras dietéticas. Y nosotros, con nuestra ceguera, no nos damos cuenta de la relación, no vemos que están matando a los animales, nos están matando a nosotros y al planeta. 
Todos los niños son amantes y defensores de los animales. Cuando somos pequeños, los animales nos hacen felices y nosotros hacemos todo lo posible para protegerlos. Porque los niños diferencian muy bien lo que está bien y lo que está mal. Sin embargo, con el tiempo se nos enseña a ignorar su sufrimiento, a excusar su dolor, a burlarnos de su existencia. ¿Dónde comienza el cambio? ¿Quién nos enseña a ser tan malvados, crueles e indiferentes hacia los animales, que antes eran nuestros amigos, hacia esos seres inofensivos que nunca nos han hecho nada? Pues bien, debemos saber que el odio es la forma más pura de un comportamiento adquirido. 
El racismo, el sexismo, la pedofilia, la xenofobia... Todos son comportamientos adquiridos. A los niños pequeños no les importa el color ni la religión de sus compañeros de juegos en el parque. Lo mismo ocurre con el especismo, término que define el amoral convencimiento de que la especie humana tiene todo el derecho de explotar, esclavizar y asesinar a otras especies, solamente porque estamos convencidos de que somos más especiales, superiores a los demás. Este convencimiento es la base de todas las formas de discriminación, y la discriminación nunca es bondadosa: se ceba en quien es distinto. 
Me gustaría que adoptarais una mentalidad empática, que intentarais ver la situación desde el punto de vista del animal. Cuando uno no es la víctima, resulta bastante sencillo racionalizar la crueldad, la injusticia, la desigualdad, la esclavitud, e incluso el asesinato”. 









9 comentarios:

Miranda dijo...

Qué te digo... Yo no soy vegetariana y no planeo serlo, por varios motivos, pero me parece bien defender las ideas que posees. A mí me gusta todo eso de debatir o simplemente compartir opiniones, así que no "huyo" cuando alguien tiene un estilo de vida diferente al mío.

Gracias por pasarte por mi blog, y qué bueno que te gustó la entrada :) no lo había pensado como parte de la sociedad en que vivimos, es algo muy interesante lo que dijiste. Ya te sigo :)

Michelle Fernandez dijo...

Es bueno saber que en el mundo hay gente que se preocupa por los animales como vos, deberiamos ser mas pero asi esta la sociedad. Me gusta tu blog,te espero en el mio cuando quieras. Ojala me sigas asi no perdemos el contacto. SUERTE ♥

Kenya G.A dijo...

es que es tan triste

La Melocotonna dijo...

Es una gran tristeza que no todo piensen de la misma manera, es hora que el mundo abra la cabeza y reconozca el valor de cada ser vivo .

Lapislazuli dijo...

Reconocer el valor de cada ser vivo, desde una simple lechuga hasta los mamiferos
post interesante
Abrazo

Luddmi ღ dijo...

Lindisima entrada! Sería espectacular que todos piensen así.
Te sigo, besitos.

Tirsi dijo...

hola guapa acabo de descubrir tu blog,que post mas bonito a mi me encantan los animales no soy vegetariana no te voy a engañar pero por ejemplo procuro no comprar nada que teste en animales hay cosas muy injustas, ya tienes una nueva seguidora te dejo el link del mio por si te gusta aunque es muy diferente y te quedas asi nos seguiremos leyendo 1 besote http://elmundodetirsi.blogspot.com.es/ te espero

Marie dijo...

Me topé con tu blog de "coincidencia", y realmente no me arrepiento, sobre todo por esta entrada. El tema siempre me ha parecido interesante de discutir, sobre todo porque mucha gente, cuando desea defender sus puntos de vista e ideas, se va a los extremos. Tampoco te mentiré, no soy vegetariana; intenté serlo durante bastante tiempo, comía carne de soya, pero era tan cara que tuve que dejarla. Aunque, sin embargo, ahora comencé a comer menos carne, así que algo es algo. De todos modos, aquí viene mi punto: yo creo que, a veces, comer carne es más que tradición o comodidad (o puede caer más en este último sector, según como se mire). Dependiendo de quién la coma, puede ser necesidad. La carne suele ser más barata (ahora no tanto, smh) que otros productos, y, también dependiendo, puede llenar más a uno. Pero, repito, depende. Eso sí, la caza por diversión, el fabricar/usar abrigos de pieles, hacer pruebas científicas en animales es repugnante, denigrante, y una locura. Comparto el comentario de que "la religión hace ver a los animales como objetos que nos pertenecen" (no, no es textual); creo que en clases de religión solían saltar comentarios parecidos desde el punto de vista religioso, que los animales eran del hombre. Los animales son animales, son de ellos mismos, punto. Ellos piensan, sienten, y razonan. Que no tengan nuestra misma inteligencia no quiere decir que no sean inteligentes en lo absoluto. Lo son, sólo que con SU inteligencia. Tal como, de algún modo, lo decía Einsten.

El último párrafo... por favor, imagíname de pie aplaudiéndote. ¡Me encantó! Ya sea porque la maldad es un carácter adquirido más que algo que "ya viene de nadie sabe dónde" y no siempre es culpa de los padres. La sociedad también, lamentablemente, enseña. Lo de la discriminación: ¡exacto! Uno suele quejarse de la discriminación humana, ¿y la animal? ¿Dejar animales tirados en la calle, golpearlos por puro capricho, no es discriminación?

(Demonios, ¿por qué nunca dejo de alargarme tanto?)

Buen, muy buen blog.

¡Que estés bien!

Óscar R. dijo...

Gran entrada, hacía mucho que no me metía y la verdad es que está genial como siempre, me encantó volver a leerte, y bueno yo lo he vuelto a hacer y me gustaría que me volvieras a leer, un beso muy grande desde http://unsecretobajoelsol.blogspot.com.es/

Publicar un comentario

.

.

Visitantes Recientes